domingo, 24 de enero de 2010

La Biblia.


"Por nosotros aquí reunidos; para que tomemos en serio la Palabra de Dios, sepamos escucharla, celebrarla y realizarla en nuestra vida, roguemos al Señor". Esta ha sido una de las peticiones que hemos dirigido hoy, domingo veinticuatro de enero, al Señor en nuestra eucaristía dominical. En su homilía, Jesús (que ha recibido otra vez una puntuación de 9'998 por el jurado internacional de homilética :))) y está a la cabeza de la clasificación mundial de predicadores) nos ha exhortado a leer la Biblia, a leer la Palabra de Dios. Pues yo, según hablaba, me he acordado de algunos recursos en internet que nos pueden facilitar la lectura y el estudio de la Biblia, aparte del Evangelio 2010, que siempre se preocupa nuestro párroco de que tengamos a nuestra disposición en la parroquia a principios de año.
Por ejemplo, podemos encontrar las lecturas de la misa de cada día en la página Trovador, junto con muchos otros recursos. Podemos encontrar un comentario hablado a estas mismas lecturas en el podcast Con noticias de Dios (que nos podemos descargar a nuestro MP3) del sacerdote José Fernando Rey Ballesteros, que también es autor del blog De un tiempo a esta parte. Podemos encontrar otro comentario a las lecturas diarias, este por escrito, en la página de internet de la Archidiócesis de Madrid.
Por supuesto, una entre las muchas Biblias completas que se pueden encontrar en internet puede ser la de Catholic.net, portal interesantísimo y lleno de recursos de formación y de otros tipos. Por no hablar del Aula de Biblia que los agustinos recoletos de la parroquia de Santa Mónica de Zaragoza ponen a disposición de todo aquel que quiera profundizar un poco en los estudios bíblicos utilizando la comodidad del correo electrónico...
Los que quieran estudiar un poco más, a la espera de que el Papa publique el documento correspondiente al pasado sínodo sobre la Palabra de Dios, siempre pueden leer atentamente la Constitución Dei Verbum del Concilio Vaticano II.
"Tus palabras, Señor, son espíritu y vida" (Salmo 18). Este era el Salmo que hemos proclamado hoy. En la Iglesia, desde luego, hay mucha gente esforzándose por poner fácilmente a nuestro alcance la Palabra de Dios en todos los formatos posibles para que dé fruto en nosotros. ¿Cómo correspondemos nosotros? ¿Conoces algún otro recurso en internet que nos lo pueda poner aún más fácil? Si es así, añádelo en los comentarios a esta entrada...

Imagen tomada de young_kchb

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada